El muro, el mall y las redes sociales

10 11 2009

La UDEP no deja caer el velo, y desperdicia el enorme potencial de sus “followers” y “friends”.

A lo largo de 40 años, seguramente habrán surgido razones de peso para que la universidad trabaje de sus muros para adentro, así que no cuestionaré la forma en que se relaciona la universidad con la ciudad de Piura.

De lo que se trata este post es de la información que se le da a la gente de la universidad, es decir, del trabajo de comunicación de los muros hacia adentro. Y qué coincidencia, ¿no? Comenzaremos por hablar de un muro.

14857020091007133315

Este es el bendito muro. El “triángulo” que interrumpe la Av. Sullana -que por el momento termina ahí donde se ve un poste de alta tensión- y “se mete” en un asentamiento. Más allá de las discusiones legales y sociales en los diarios, la universidad, como institución, no dijo nada hacia adentro. Sí, seguramente los profesores de Derecho hicieron alguna defensa, o los de Comunicación un análisis de la cobertura. Pero como Universidad de Piura, nadie dijo nada a los alumnos, docentes y administrativos.

Mall en EC

La historia se repitió días más tarde con lo del centro comercial. Lo de arriba es la nota que salió publicada en el suplemento Día_1 de “El Comercio”, el 02 de noviembre. Por este medio se enteraron algunos profesores, alumnos y ex alumnos, quienes luego lo difundieron y comentaron como se pudo. Todavía no hay versión oficial.

Digamos que la gerencia de la universidad y los supuestos ofertantes querían llevar esto con discreción… ¡No! ¡No se puede llevar algo así con discreción! Estamos en 2009, y las cosas se saben de inmediato. ¿Nadie le dijo eso a la gerencia? Bueno, primer error.

Entonces, con la premisa de que se iba a saber en cualquier momento, ¿por qué no mandar un correo a los trabajadores? La universidad comenzó como un sueño de pocas personas, ¿no? Algunos de ellos llevan décadas aquí. Recuerden que parte de su atractivo, para trabajadores y alumnos, es que hasta hoy se comporta como una familia. Dos.

Y bueno, se supo. Porque tenía que ser así y punto. ¿Y qué hacemos? “No decimos nada”. ¡Tampoco! Hay un principio antropológico muy simple: A la gente no le gustan los vacíos. Tenemos un impulso por completar lo incompleto, y cuando no tenemos conocimiento de causa, ¡divagamos! ¿Les suena “mitología”? Ya pues, eso.

No vamos a decir que hay una versión por cada alumno, porque seguramente más de la mitad no saben. Tampoco vamos a decir que a todos los que saben les importa. El hecho es que a los que sí les importa los demás los conocen. Como para cada curso, hay líderes de opinión a los que los demás alumnos recurren para saber más sobre la universidad.

Vamos a concentrarnos en Twitter: La lista “Udep” de @salo_qj, estudiante de FCom, tiene 48 alumnos y exalumnos. Estoy seguro que son más. Sólo basta echarle un ojo a los 420 “followers” de @udepiura. En mayor o menor grado, cada una de estas personas entiende que Twitter se trata de comunicar lo que te pasa en ese momento y consideras importante.

La universidad, por su parte, tiene una idea distinta -y equivocada- de Twitter: una vitrina. Hasta hace poco, @udepiura no seguía a ningún alumno. Si usan Twitter para poner anuncios, pero no interactúan con la gente, no tiene sentido. Creo que aun no se enteran de todo lo que se dice de la universidad, los profesores, los cursos. Esa información debería ser esperada, anotada y analizada.

Cada uno de los seguidores de @udepiura puede convertirse en un momentáneo agente de relaciones públicas de la universidad. Ya ha pasado muchas veces. En esto de la Web 2.0 no somos sus “clientes”, sino sus “colaboradores”. ¿A alguien se le ocurre alguna otra razón para seguir en Twitter a su universidad?

Como si se tratara de los profesores, este grupo de alumnos y ex alumnos podría convertirse, si la UDEP se lo propone, en una herramienta de apertura hacia los demás udepinos y piuranos.

Hagamos un ejercicio: “Nos han propuesto arrendar una parte sin uso del campus para construir un mall. Estamos evaluando.” Listo. Sobraron incluso 42 caracteres.

De repente lo del muro no se solucionaba con un “twit”, pero si se reúne la versión de la universidad en una herramienta de comunicación interna, como la web, y se pone el link… ¡Es fácil!

Recuerden que si quieren que @udepiura los siga en Twitter, tienen que enviarle un reply con el tag #soyudep.

P.D.: Puse “Friends” porque tenía entendido que la universidad tenía cuenta en Facebook, pero me ha sido imposible ubicarla. Eso no puede ser bueno.

Por Fernando Barranzuela

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: