Cocinar el futuro

23 03 2011

A muchos políticos y publicistas se les ha dado por proclamar que el Perú ya es imparable, y que de aquí en adelante todo será dorado, perfumado, aterciopelado y suavecito… Yo no pienso lo mismo. Y no se me ocurre mejor manera de describir la situación del país que haciendo analogía con nuestro plato bandera.

Si la historia del Perú fuese un cebiche, estaríamos en ese punto en que se ha mezclado el pescado con sal y cebolla; y se ha terminado de exprimir los limones. Nos ensuciamos con el pescado, la cebolla nos ha hecho llorar. Estamos cansados de tanto presionar… Ahora depende del cocinero mezclar todo antes que la sal sancoche la carne, y que el zumo de limón se ponga amargo.

Tenemos los recursos. Tenemos los profesionales. Tenemos la idea de país más clara que nunca. Tenemos también una larga lista de los errores que no hay que repetir. O lo mezclamos todo bien, y ahora, o se nos pasa otro ‘boom’ y nos quedamos con hambre.

Para los que se perdieron cuando hablamos de cocina: Somos el pase al vacío entre los dos centrales. Somos la cerveza recién abierta en un día de verano. Somos la propuesta que espera un “sí” y un beso. Necesitamos concretar, y para eso nos hace falta una persona concreta.

Para los que siguen pensando en el cebiche: ¿A quién vamos a poner a cocinar el país?

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: