“Te quiero, aunque seas buen@”

15 03 2011

Eso de querer a alguien a pesar de sus defectos está sobrevalorado. Claro, entiendo que no solo pasa por romántico, si no que además aparenta independencia. Pero es que aceptar las fallas de alguien no tiene nada de especial… ¿Quién no tiene defectos?

Además, se corre el riesgo de que ya no se quiera “a pesar de”, si no “porque”. Eso quiere decir que uno no solo acepta los defectos, si no que los justifica y valora como algo importante en la otra persona. Puedes terminar impidiendo que la persona mejore, porque te gusta más rota e insegura.

Y no quiero decir que no deban aceptarse los defectos del otro. Solo digo que no me parece la gran cosa. Es más, me parece que en la práctica es mucho más difícil aceptar las cosas buenas. Sobre todo si el otro es excepcionalmente bueno en algo.

Compartir a la persona que se ama con quienes puedan ser alcanzados por su don me parece mucho más grandioso y maduro que consentir sus fallos. Impulsar al otro a ser todo lo que pueda es quizá la definición misma de amar, en especial si se acepta el riesgo de vivir a su sombra. Aunque “te quiero a pesar de tus defectos” suene más romántico, “te quiero aunque seas buen@” es una elección mucho más noble.