Logo UDEP ¿Rey o reina?

7 07 2010

*Ok, ok, no se dice “logo”, pero para entendernos: “isotipo” será imagen; “logotipo”, el texto; y “logo” la marca visual completa.

Como toda institución grande, la Universidad de Piura está llena de tradiciones y códigos, explícitos y no escritos. El más tangible de estos símbolos es el escudo de la universidad, diseñado hace cuarenta años bajo cánones heráldicos. Cada color, forma, trazo y palabra en latín tenía un significado específico para los fundadores de la UDEP, aunque ahora los hayamos olvidado -pero esa es otra historia-.

Lo que me interesa contarles ahora es la transición del mal uso del escudo al -por ahora potencial- buen uso del logo UDEP. Digo mal uso del escudo porque cada generación de cada dependencia de cada centro o cada facultad lo modificó de acuerdo a su criterio -no siempre- estético. Algunos dejaron el escudo en líneas, otros recortaron la réplica de bronce del Edificio Principal de campus Piura, e incluso algunos profesores piden carátulas con la versión de piedra del Edificio de Gobierno como sello de agua.

Digo *Potencial buen uso del logo porque el diseño todavía no es definitivo; porque aun no tiene manual; y porque hace falta una buena dosis de divulgación -¡Linkear esto sería un buen inicio!-. Pero me preocupa sobretodo que la Dirección de Comunicación (DirCom) quiera cambiar su reina por otro rey. La verdad, yo no juego ajedrez, pero no le veo lógica a la falta de una o la réplica del otro.

Es entendible que con lo costoso que fue llegar al consenso sobre la marca, quieran cuidarla mucho; quizá tanto como al escudo que se usará menos para que ya no se hagan remakes -yo mismo hice el mío-. Pero si limitan a priori su uso, pueden terminar con poco más que dos diseños intocables con cuarenta años de separación.

Bueno, les contaba… El primer paso hacia una identidad visual más fresca se dio el año pasado. DirCom llenó el Campus con un diseño conmemorativo por los 40 años de fundación, y, por un año, todos nos olvidamos del escudo y sus variantes desvariadas. Incluso en la web de UDEP se podían descargar fondos de pantalla -creo que todavía andan por ahí-.

Para el comienzo de este año tenían ya algunos logos preliminares que simplificaban el escudo heráldico y renovaban los tipos de fuente. Pero el diseño, encargado a la agencia Toronja, no pasó al primer intento porque restaba demasiado detalle a los elementos originales, que como les conté, están llenos de significado.

Por ahora tenemos un isotipo que consta de las líneas base del escudo sin color de relleno, pero con el azul de fondo en un tono más oscuro. El tipo de fuente del logotipo cambia sutilmente, y ahora es a dos renglones, para que encaje mejor en documentos y merchandising sin reducir mucho su tamaño.

Ahora, para nosotros los detallistas, quizá el mejor elemento del diseño sea la pérdida del doble marco que encierra el texto del isotipo (el latín). Eso permitió cambiar y agrandar la fuente sin desequilibrar el logo, y así pasamos de una banda muy gruesa con puntitos ilegibles a un lema en un idioma muerto pero con nueva vida.

Me dice Juan Carlos Villacorta, jefe de DirCom, que a mediano plazo la marca todavía podría cambiar un poco, quizá al quitar más detalles del isotipo. Por ahora están concentrados en definir un manual de marca y comenzar la transición, aunque no hay mucha comunicación al respecto…

Al nuevo logo le veo un potencial enorme, si es que el manual por redactar lo explota en vez de limitarlo. Creo que DirCom debería decirle a la gente UDEP “Oye, he aquí tu logo, ¡que no es el escudo! Úsalo”. El material de la marca debería estar disponible en la web en todos los formatos, e incluso la universidad debería alentar su uso -¿Alguien dijo concurso de diseño de las nuevas bolsas de regalos?-.

A medida que la gente conozca la nueva marca y la diferencie del escudo, ambas se usarán distinta y correctamente. Quién sabe, el cambio que DirCom planea puede surgir del ocio de algún alumno creativo…