Cocinar el futuro

23 03 2011

A muchos políticos y publicistas se les ha dado por proclamar que el Perú ya es imparable, y que de aquí en adelante todo será dorado, perfumado, aterciopelado y suavecito… Yo no pienso lo mismo. Y no se me ocurre mejor manera de describir la situación del país que haciendo analogía con nuestro plato bandera.

Si la historia del Perú fuese un cebiche, estaríamos en ese punto en que se ha mezclado el pescado con sal y cebolla; y se ha terminado de exprimir los limones. Nos ensuciamos con el pescado, la cebolla nos ha hecho llorar. Estamos cansados de tanto presionar… Ahora depende del cocinero mezclar todo antes que la sal sancoche la carne, y que el zumo de limón se ponga amargo.

Tenemos los recursos. Tenemos los profesionales. Tenemos la idea de país más clara que nunca. Tenemos también una larga lista de los errores que no hay que repetir. O lo mezclamos todo bien, y ahora, o se nos pasa otro ‘boom’ y nos quedamos con hambre.

Para los que se perdieron cuando hablamos de cocina: Somos el pase al vacío entre los dos centrales. Somos la cerveza recién abierta en un día de verano. Somos la propuesta que espera un “sí” y un beso. Necesitamos concretar, y para eso nos hace falta una persona concreta.

Para los que siguen pensando en el cebiche: ¿A quién vamos a poner a cocinar el país?

Anuncios




Logo UDEP ¿Rey o reina?

7 07 2010

*Ok, ok, no se dice “logo”, pero para entendernos: “isotipo” será imagen; “logotipo”, el texto; y “logo” la marca visual completa.

Como toda institución grande, la Universidad de Piura está llena de tradiciones y códigos, explícitos y no escritos. El más tangible de estos símbolos es el escudo de la universidad, diseñado hace cuarenta años bajo cánones heráldicos. Cada color, forma, trazo y palabra en latín tenía un significado específico para los fundadores de la UDEP, aunque ahora los hayamos olvidado -pero esa es otra historia-.

Lo que me interesa contarles ahora es la transición del mal uso del escudo al -por ahora potencial- buen uso del logo UDEP. Digo mal uso del escudo porque cada generación de cada dependencia de cada centro o cada facultad lo modificó de acuerdo a su criterio -no siempre- estético. Algunos dejaron el escudo en líneas, otros recortaron la réplica de bronce del Edificio Principal de campus Piura, e incluso algunos profesores piden carátulas con la versión de piedra del Edificio de Gobierno como sello de agua.

Digo *Potencial buen uso del logo porque el diseño todavía no es definitivo; porque aun no tiene manual; y porque hace falta una buena dosis de divulgación -¡Linkear esto sería un buen inicio!-. Pero me preocupa sobretodo que la Dirección de Comunicación (DirCom) quiera cambiar su reina por otro rey. La verdad, yo no juego ajedrez, pero no le veo lógica a la falta de una o la réplica del otro.

Es entendible que con lo costoso que fue llegar al consenso sobre la marca, quieran cuidarla mucho; quizá tanto como al escudo que se usará menos para que ya no se hagan remakes -yo mismo hice el mío-. Pero si limitan a priori su uso, pueden terminar con poco más que dos diseños intocables con cuarenta años de separación.

Bueno, les contaba… El primer paso hacia una identidad visual más fresca se dio el año pasado. DirCom llenó el Campus con un diseño conmemorativo por los 40 años de fundación, y, por un año, todos nos olvidamos del escudo y sus variantes desvariadas. Incluso en la web de UDEP se podían descargar fondos de pantalla -creo que todavía andan por ahí-.

Para el comienzo de este año tenían ya algunos logos preliminares que simplificaban el escudo heráldico y renovaban los tipos de fuente. Pero el diseño, encargado a la agencia Toronja, no pasó al primer intento porque restaba demasiado detalle a los elementos originales, que como les conté, están llenos de significado.

Por ahora tenemos un isotipo que consta de las líneas base del escudo sin color de relleno, pero con el azul de fondo en un tono más oscuro. El tipo de fuente del logotipo cambia sutilmente, y ahora es a dos renglones, para que encaje mejor en documentos y merchandising sin reducir mucho su tamaño.

Ahora, para nosotros los detallistas, quizá el mejor elemento del diseño sea la pérdida del doble marco que encierra el texto del isotipo (el latín). Eso permitió cambiar y agrandar la fuente sin desequilibrar el logo, y así pasamos de una banda muy gruesa con puntitos ilegibles a un lema en un idioma muerto pero con nueva vida.

Me dice Juan Carlos Villacorta, jefe de DirCom, que a mediano plazo la marca todavía podría cambiar un poco, quizá al quitar más detalles del isotipo. Por ahora están concentrados en definir un manual de marca y comenzar la transición, aunque no hay mucha comunicación al respecto…

Al nuevo logo le veo un potencial enorme, si es que el manual por redactar lo explota en vez de limitarlo. Creo que DirCom debería decirle a la gente UDEP “Oye, he aquí tu logo, ¡que no es el escudo! Úsalo”. El material de la marca debería estar disponible en la web en todos los formatos, e incluso la universidad debería alentar su uso -¿Alguien dijo concurso de diseño de las nuevas bolsas de regalos?-.

A medida que la gente conozca la nueva marca y la diferencie del escudo, ambas se usarán distinta y correctamente. Quién sabe, el cambio que DirCom planea puede surgir del ocio de algún alumno creativo…





¿Por qué no quieren al ‘Negro Mama’?

8 04 2010

Aunque Frecuencia Latina aparente un ataque de responsabilidad social en su comunicado, y aunque hace un rato Carlos Álvarez ha dicho que hay un trasfondo político en la salida del personaje, lo cierto es que ‘el Negro Mama’ ha quedado fuera de “El especial del humor” por una cuestión de mercado.

Los primeros en oponerse fueron los mismos anunciantes, a través del famoso “Semáforo de ANDA”. Le han puesto ámbar al programa porque saben que el público ya no necesita eso, y en el mejor de los casos, ya no lo pide. Las marcas ya no quieren ser asociadas con personajes o mensajes que marquen diferencias entre los peruanos. Por el contrario, cada día más empresas se suben a la ola de celebrar el buen momento del país, y ahora mismo no pueden siquiera tomarse el tiempo para que terminemos de discutir si el personaje es o no nocivo.

Ahora en la tarde alguien escribió en Twitter “¿Por qué cancelan al ‘Negro Mama’, si es el negro más querido del Perú?”. Pues para que aprendas a querer a los otros negros, diría yo. Al ‘Zambo’ Cavero, a los Ballumbrosio,  a Gabriel Alegría… Cada raza, si es que todavía cabe distinguirlas, tiene mucho más qué ofrecer que esas limitadas interpretaciones llenas de taras con las que nos reíamos hace más de una década.

Los peruanos hemos cambiado, y estamos en un camino totalmente distinto. Si Jorge Benavides y Carlos Álvarez son todavía los genios del humor que recordamos de los 90’s, seguramente podrán crear nuevos personajes que nos enseñen a reírnos de cosas más inteligentes. Por el momento, su intento de resucitar dos caricaturas raciales me hace pensar que no pueden adaptarse a un país que por fin la pasa bien. Ojalá y sus anunciantes los obliguen a hacerlo…

Post data: Ni uso Movistar ni tomo Franca, pero estas son de las primeras y más recordadas asociaciones. Valía la pena ponerlas.

Fernando Barranzuela Ramírez





Twitter Placement

18 01 2010

Hace unos días me enteré, a través de un twitero limeño, de la presencia del protagonista de “Al fondo hay sitio” Erick Elera (@EleraErick) en la red de microblogging. Había que entrar para saber qué twitea una estrella juvenil peruana en su mejor momento.

Parecía ir por buen camino cuando comenzó a twitear en tiempo real la bienvenida a Paloma Fiuza, la brasileña con la que grabó un comercial para papitas Lay’s. Pero de repente comenzó a poner una y otra vez enlaces de videos del detrás de cámaras del comercial, supuestamente “grabados por fans”; y a insistir con la bendita sorpresa que hoy lunes revelará Lay’s.

Lo que terminó de mostrarme el sentido comercial de la cuenta fue un tweet en el que dice que quiere combinar un Sublime con unas Lay’s… Y ¡oh sorpresa! Pone “#sublime” y “@laysperu”. Otra cosa es que el hashtag no tenga nada qué ver con el chocolate, y que el usuario de Twitter de las papitas no exista –aunque me inclino a pensar que fue eliminado recientemente, porque hasta ahora se anuncia en su Fanpage de Facebook-.

Terminé casi seguro de que ni siquiera es el actor quien maneja la cuenta. Además de la publicidad explícita, el primer tweet es recién del 5 de enero, justo a tiempo para la campaña de intriga de Lay’s… Me parece que algún inexperto Community Manager contratado por Lay’s está detrás de este cuasi fake de Twitter. Digo cuasi fake porque el chico igual presta su nombre y se deja tomar fotos.

Qué bonita!

A ver si Erick Elera se entera de que Twitter puede ser una herramienta muy poderosa para conectarse con su público. Le aconsejaría que sea sincero y ruegue para que todavía quieran seguirlo, o que cancele la cuenta. Hay que ver que para una figura tan popular, 250 seguidores en Twiter no es nada.

Y para el Community Manager que -presumo yo- está detrás de las cuentas de Erick en Twitter y Facebook, y para todos los que estamos experimentando con esto, una anotación: ¡El Twitter placement no funciona! En general, los twiteros peruanos somos todavía un grupo reducido que sabe mucho del mercado de la comunicación.

Por otro lado, el caso demuestra que no estamos tan lejos del primer mundo en cuanto a social media, pues hace muy poco recién se supo de celebrities que usan su cuenta en Twitter con sentido comercial.





Embargados de cordialidad

1 10 2009

SUNAT - Correo

Me llamó la atención hoy por la mañana encontrarme con un banner de la SUNAT diferente en la carátula del Correo Piura. Desde hace más de una semana y hasta ayer, la superintendencia había ocupado este espacio con el gráfico de la izquierda, un atemorizante “Te estamos mirando… NO TE ARRIESGUES”. Hoy, de repente, cambió al amigable “SIEMPRE ESTAMOS para informarte, orientarte y servirte” de la derecha.

Recordemos que desde hace unos meses, la Administración Tributaria se ha convertido en el peor de los villanos, sumergido como está en un esfuerzo mediático sin precedentes para ventilar las deudas tributarias de todo tipo de institución. Después del alborotado embargo a PANTEL y el lío por su administración, se vinieron las amenazas contra Alianza Lima, que casi casi pasa a ser “Deportivo SUNAT”; la disputa por Campomar, el local playero de la “U”; y una lista de acreedores que incluye políticos, constructoras y municipalidades.

Por si la postura implacable fuera poco, los de los impuestos nos pusieron un ojo más malévolo que el del banner de este blog que, a lo “Big Brother”, amenaza con una vigilancia omnipotente. Delirios de grandeza aparte -todos los que hemos ido al mercado sabemos las limitaciones de nuestro sistema de recaudación-, el anuncio redondeaba perfectamente la imagen que la SUNAT se había estado forjando en las últimas semanas.

Entonces, ¿por qué de repente el cambio de color, tono y estilo a este azucarado “Siempre estamos…”? Lo primero que pensé es que algún joven funcionario o asesor de imagen intervino con buena intención pero algo de demora. Seguramente se dieron cuenta de lo mal que estaban quedando con tanta rigurosidad. Recordemos que uno de los pilares del “plan anti crisis” del Gobierno es la recaudación fiscal, y si asustan así a la gente, va a ser un poco complicado atraer a los informales.

¿Será cambio de imagen planeado? ¿Será milagro de octubre? Por lo menos no está tan mal como las vallas del Ministerio de Educación que sacó Cenaida Uribe.

Sólo sé que no me gustaría ser el comunicador detrás de un cambio apurado si es eso lo que se proponen. Buena suerte al que le haya tocado.

Una nota: Aunque la página web de Correo me permitió ver que la campaña ha salido en 6 de sus 15 ediciones a nivel nacional, no funciona el link para ver más grande la portada de la edición impresa. Por eso las imágenes que usé tienen tan baja resolución.

Fernando Barranzuela